Diálogo redondo

-Pucha que las cagan las mujeres…

-¿Y eso?

-Fíjate, yo estaba enganchado, viajaba todos los fines de semana a verla, a estar con ella.

-Y por qué tanto…

-Me gustaba, la encontraba atractiva e inteligente

-Ah

-Sí, así de imbécil. Un día pasamos frente a una tienda de mascota y le compré un perrito de raza, de esos felpudos

-Son lindos

 -¡Y caros!, pero a ella se le escapó, y en la esquina del almacén, lo agarró un auto…

-Qué pena…

– Me llamó de inmediato, que fuera a hacer el hoyo en el jardín. Viaje tres horas de regreso y había llegado recién a mi casa.

– Estás bromeando.

– Soy un tarado cuando me enamoro, un enfermo mental… y ella, y ella…

-¿Qué hizo?

– De un paraguazo, ¡ me despertó!…Resulta que el domingo salimos a playa, de regreso paré para comprarle un agua mineral, tenía sed. Al volver al automóvil la veo hurgueteando mi celular…

-¡Oh no!

– Espérate, hay más: me enjuició por la pelea que tuve con mi ex en mi whatsapp …

-¡Chuta!, la cagó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .