Tonasa oñotal

Nino camina andantino. No debe llegar atrasado, pero tampoco quiere apurar el tranco. No quiere llegar con esas gotitas de transpiración que lo hacen parecer como el personaje culpable en una película gringa sobre romanos imperiales con flequillo en la frente. El ejemplo ese de Mitologías lo traumó alguna vez. Pero ve la hora y…